• Enrique Iturbe

LA INDUSTRIA DEL EMPAQUE, SU IMPACTO EN EL FUTURO INMEDIATO

Actualizado: 10 ene

Por: Enrique Iturbe Martínez - Director General Böttcher Sistemas México


Estimados amigos, hoy en día me parece correcto señalar que la gran incógnita en las imprentas es, no solamente como sobrevivir a la situación económica nacional e internacional, sino como ser exitosos en el futuro mediato. Pues bien, la respuesta está en el empaque. ¿Porque? Partamos de un principio muy sencillo: Todos somos consumidores y a diario adquirimos todo tipo de empaques.


La progresiva urbanización ha dado por resultado que, a grandes rasgos, el 80% del PIB mundial se de en ciudades, y conforme estas crecen y se modernizan, el consumo se ve modificado y por ende el empaque.


Ante los ojos de un consumidor, el empaque aumenta el valor del producto, siendo que mientras más elaborado o sofisticado sea este, mayor valor y por ende estarán dispuestos a pagar más. Esto explica la tendencia a diseñar e imprimir empaques cada vez más complejos, no solamente en prensas offset, sino también en máquinas de flexografía o rotograbado.


Podemos ver hoy en día que empaques son comparables con productos de alta tecnología, ya que, en algunos casos la fabricación y diseño conlleva a crearlos con multicapas a manera de máxima protección del producto que guardan. Otro tipo de empaques son estériles, hipoalergénicos, anti-bacteriales, libres de contaminantes, tanto para alimentos como farmacéutica.


¿Que nos mueve a ser mayores consumidores? La respuesta es simple, la tecnología. Consultamos un catálogo en páginas web como ejemplo, y nos nace el deseo de adquirir el producto no tanto por sus bondades sino por su empaque.


Empaques ecológicos, biodegradables, etc. nos mueven de alguna forma a tener una conciencia más aguda de la problemática de la contaminación y calentamiento global. Hoy en día, el uso de plástico cada vez se reduce, se limita, y buscamos tanto como impresores como consumidores, en sustituirlo por algún material amigable.


Como ejemplo de lo anterior podemos citar que un individuo a nivel mundial es responsable al adquirir empaque flexible, del 1% de las emisiones de CO2. Si esto lo multiplicamos por todos los millones de consumidores que existen en el mundo, podemos imaginarnos que el deterioro ecológico es alarmante.


Pero no todo son malas noticias, existen ya regulaciones y normas para la elaboración de empaques reciclables, los grandes consorcios mundiales están día a día trabajando en ello y los resultados están empezando a darse.


En resumen, aquellos impresores que miren al empaque con buenos ojos y decidan llevar a cabo una reingeniería de sus procesos, serán los impresores exitosos garantizando su permanencia en un gremio de las artes gráficas dada vez más complicado.


¡Hasta la próxima!

Enrique Iturbe Martínez

19 visualizaciones0 comentarios